• Roberto S. Falquez

La era de los músicos ha llegado

En el episodio anterior Lanzamientos o Rueda de Hamsters, te explicaba que algunos artistas están atrapados en un ciclo infinito de lanzar canciones cada dos meses sin lograr penetrar con ninguna canción profundamente. Antes de eso en el episodio de Fans Vs Zombies, te mostraba las prácticas de artistas que entendieron esto y en vez de buscar a más seguidores todo el tiempo, diversifican productos en su nicho para monetizar y profundizar en su arte haciéndolo memorable.


#Episodio 7

Sin embargo no todo es malo, la era de los compositores y artistas con mayúscula ha llegado. Mientras dure el sistema de lanzamientos frecuentes, los miles de cantantes que nacen a diario necesitan canciones. Muchos tienen ideas de canciones, otros solo escriben letras y algunos solo son interpretes con pasiones escénicas. Allí hay una oportunidad grande para equipos de artistas que están dispuestos a cubrir esa demanda del mercado.

Primero te presento a RocketSongs. Es una plataforma en la que un intérprete que no compone ni produce sus canciones puede ingresar, escoge el género que canta, el tempo, una referencia de su estilo según artistas del mercado y voalá. La plataforma te muestra canciones disponibles para comprarlas. Si encuentras el tema que te gusta, por un valor entre 500 y 700 dólares recibes la sesión completa de la canción para grabes tu voz, agregues o quites instrumentos o secciones según tu gusto. Adicionalmente pagas un valor de $150 dólares anuales para tener la licencia y poder monetizar por un año en todos lados.

Es un ganar / ganar. El artista saca tantos temas al año que una licencia por 1 o hasta 3 años es más que suficiente y en total paga un máximo de mil dólares. Por otro lado, los compositores producen muchas canciones y las venden en un solo portal de compra / venta sin tener que hacer demasiado marketing social para colocar sus composiciones.


Esto no es un emprendimiento de muchachos, sellos discográficos de gran renombre como Real Life Music con sede en Nashville, escritores y compositores como Michael Jay que son ganadores de Grammys y ha vendido más de 50 mil canciones alrededor del mundo, suben sus temas aquí.


La competencia se genera basado en la reputación porque un intérprete debe escoger a quien comprarle su tema y por obvias razones prefiere comprársela a un sello de trayectoria exitosa que a un compositor desconocido. Por ello aquí el mercado se vuelve interesante para los compositores, letristas y músicos. Crean su nombre a través del éxito de quienes hagan sonar tus canciones y al terminar su tiempo de licencia, el dueño del tema podrá seguirlo monetizando.


Boom de la propiedad intelectual Redes


Las plataformas de audio y redes en general se basan en contenidos de terceros y esto ha provocado una revolución de propiedad intelectual. Hoy todo se registra y en los metadatos se vuelve prácticamente todo contenido en una etiqueta rastreable. Por eso las millonarias compras de catálogo de Facebook o Tik Tok a las disqueras. La actual lucha es por que el pago por reproducción sea mayor y porque no se escapen reproducciones en el limbo, sino que todo llegue a las arcas del autor. Pero estar en este punto indica una subida en la curva de ingresos a largo plazo y es buen momento para ingresar.


Entradas relacionadas

Ver todo
Suscríbete gratuitamente y recibe mis articulos, podcasts, videos y más. 

¡Gracias por suscribirte!